lunes, marzo 05, 2007

ESTAMBUL Ciudad y recuerdos

ORHAN PAMUK
Después de un considerable lapso de tiempo en el que he permanecido en silencio, renuevo -con más brío- estos comentarios. Y mi afan de renovación se disipa con la amargura con la que me ha llenado la lectura de Estambul, probablemente el libro más conocido del escritor turco Premio Nobel 2006.
Porque Estambul, para Pamuk, es una ciudad sobre la que aletea la amargura, como una niebla que humedece la piel de sus habitantes, como un oxígeno necesario para la respiración de los estambulies, como un ropaje sin el que su carácter quedaría desnudo.
La espesa historia de la ciudad se confunde con la no menos espesa historia del autor. La vida de Pamuk es Estambul, y Estambul es donde vive Pamuk. No puede hablar -ni escribir- del uno sin el otro, de la ciudad sin su presencia, de su occidentalización sin ver en ella como ha quedado él afectado.
No es Estambul una novela al uso. Pero tiene ese no se qué de noticia, de anécdota o de historia que hace amena su historia. A pesar de las repeticiones, a pesar de la amargura, a pesar de que adivinas el final: el pintor se convertirá en escritor.
Lo de las fotos me parece una maravillosa idea: así era, y además ayuda en los momentos de mayor dificultad lectora, a ver como avanzan las páginas más deprisa con el mismo esfuerzo.
Si quieren conocer a Pamuk, les diría que no empezaran por Estambul.

3 Comments:

At 9:10 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hola de nuevo a todos¡¡¡ Por fin un nuevo post, ya lo echaba de menos, aunque no conozco a este escritor, así que no podré dar mi opinión. De todos modos, en este tiempo "de espera" he leído una novela que sí que aconsejaría, de Amos Oz, lleva por título La bicicleta de Sumji, es muy cortita y agradable de leer, sobre un niño, al cual algunos críticos han comparado con algunos personajes de la literatura infantil, como Huckleberry Finn.
Un saludo, acs

 
At 11:08 a. m., Anonymous Man smoking a Savinelli said...

Estambul: coincido con el administrador de esta página. Un libro mezcla de géneros, pero que en ningún caso se presenta como una novela; es una autobiografía contruida con pequeñas experiencias e imágenes.
Las fotos familiares ayudan a seguir la lectura y, dado que el texto en ocasiones se construye a partir de los recuerdos que suscitan en Pamuk, son un acierto: un original recurso "literario", inseparable de la narración, que nosintroduce más profundamente en la mente del escritor adulto, que nos ayuda a comprender su génesis. Más aún: para comprender la génesis de toda una mentalidad entre oriente y occidente; entre la añoranza del pasado propio y culturalmente fuerte, y el temor o la patente insuficiencia de un futuro globalizado, en el que los valores ya no existen.
Como no puede ser de otro modo en la autobiografía de un escritor, no faltan las reflexiones sobre los auotores que han influido en él, aunque en esta ocasión centradas hacia lo vital -el modo en que le han llevado a percibir la vida, más bien- más que a lo literario. Aunque claro, como señalaba Wilde, hay casos en los que la vida imita al arte.

 
At 11:12 a. m., Anonymous JINTXODETORTILLA said...

xq no la canción retro?

 

Publicar un comentario

<< Home