martes, marzo 20, 2007

UN PUENTE SOBRE EL DRINA

IVO ANDRIC

En 1996, la editorial Debate publicó este libro del Premio Nobel bosnio (Travnik, 10.X.1892 — Belgrado, 1975), que fue prisionero de los austro-húngaros, y diplomático durante el tiempo de entreguerras. Premio Nobel en 1961. Otras obras suyas son: Crónicas de Travnik; La señorita.

El Drina es un río que nace en Montenegro, para fluir por Bosnia y desembocar en el Sava, afluente a su vez del mítico Danubio. Visegrad es una ciudad cerca de la frontera entre Bosnia-Herzegovina y Serbia, de unos 4.000 habitantes. En Visegrad, en el siglo XV se construyó un puente sobre el Drina.

Sobre este puente, y sobre su kapia —lugar de reunión habitual de las gentes de la ciudad—, se desarrollan las vidas diarias de los habitantes de Visegrad, judios, musulmanes y cristianos. Las distintas invasiones, las rencillas, su modo de vivir ordinario y tranquilo, los acontecimientos del mundo exterior, todo, se entremezcla, se habla, se discute en el puente: orgullo de toda la ciudad especialmente de los musulmanes.

Y sujetándose con las mismas columnas que el puente, planea por toda la novela la metáfora, el simbolismo de una tierra preñada desde sus inicios de odios y desavenencias, de extranjeros y de viajeros. Una historia que surge del enfrentamiento, del silencio, de la imposibilidad, de la coacción. Un pueblo mezclado, huído, desarraigado, que espera y espera, fumando y hablando, a aprovechar la oportunidad de que le llamen por su nombre, o de morir por un ideal inalcanzable. La infinitud del puente como sombra de la finitud del hombre.

1 Comments:

At 7:16 p. m., Blogger Teresa said...

Un libro excelente, yo lo disfruté mucho. Es como que la historia se repite y los mismos fantasmas vuelven.
Lo tengo reseñado en mi blog.
Un saludo
Teresa

 

Publicar un comentario

<< Home